SEXOLOGÍA

/SEXOLOGÍA
SEXOLOGÍA 2018-10-03T10:54:52+00:00

El cuidado de nuestra sexualidad.

La sexualidad nos impulsa en el proceso de ir haciéndonos mujeres u hombres, a lo largo de toda la vida; nos despierta la curiosidad, el interés y la atracción por los demás, nos ayuda a fomentar nuestras potencialidades y capacidades de expresión a través del establecimiento de vínculos y relaciones. Como dimensión humana global, integradora y estructuradora de la personalidad y de la identidad de la persona favorece el establecimiento de las relaciones interpersonales y afectivas.

Cada uno vivimos la sexualidad de modo diferente, con nuestras peculiaridades y matices propios. Hasta el último día de nuestra vida nos desarrollarnos y crecemos en el camino de ser, cada vez más, nosotros mismos. Haber sido cuidados y queridos nos facilitará el cuidarnos y querernos potenciando así nuestro desarrollo como seres humanos plenos, únicos y singulares.

Transitamos la vida habitando el cuerpo, siendo y expresándonos a través de él. El modo en que nos sentimos, con y en nuestro cuerpo, va a variar a lo largo de las diferentes etapas de nuestra vida. El camino no es fácil ya que hay que sortear y atravesar los obstáculos que suponen las desvalorizaciones, las agresiones o los miedos excesivos, tanto en la relación con nosotros mismos como en la relación con los demás. Acompañar estos cambios sin bloquearlos ni asustarnos nos ayudará en las diversas etapas que a lo largo de la vida atravesemos.

La capacidad humana de dar y recibir, de sentir y percibir sensualidad, ternura y placer requiere de una estructuración adecuada en la que poder manifestarse con libertad. Si, por razones internas o externas, esto no sucede nuestra expresión erótica se verá afectada, en unos casos, disminuyendo nuestra sensibilidad o excitabilidad sexual o, en otros, aumentándola en exceso; es decir, problematizando nuestra capacidad de sentir y de dar placer.

Somos seres vulnerables ante el medio y la expresión de nuestra sexualidad está sujeta a esta vulnerabilidad. Esto puede resultarnos incómodo o causarnos preocupación; si logramos verlo  con tranquilidad y lo podemos observar, con comprensión, podremos explorar lo que nos ocurre, con nosotros mismos y con nuestra pareja, transformándose en una ocasión, excepcional, de conocernos mejor y enriquecer con ello la relación.

terapia de pareja sexologia Madrid El disfrutar de la sexualidad y del placer de una relación de intimidad será uno de los aspectos que aportarán satisfacción y riqueza a nuestra relación amorosa y a nuestra vida, en general. En función de las características de cada uno y de las experiencias vividas, necesitaremos hablar, aclarar y solventar miedos o sortear barreras en este campo; aunque muchas veces no será fácil, resultará siempre beneficioso.

Poder hablar de los asuntos propios y poder expresar las necesidades de forma cuidadosa permitirá fortalecer y cultivar la confianza en uno y en la relación. Los matices y peculiaridades con que expresamos nuestra sensibilidad, sensualidad, pasión, vitalidad y deseo configurarán el entramado que irá enriqueciendo y conformando nuestra relación con nosotros y con el mundo.

Conocer nuestro cuerpo y saber identificar sus sensaciones, aprender a disfrutar de los placeres que la vida nos ofrece, poder elegir el modo en que compartimos nuestra intimidad con nuestra pareja, nos será de ayuda para conocernos y saber cómo y cuándo nos sentimos vitales y con deseo, y así descubrir lo nuevo de cada encuentro.

Ocuparnos de las dificultades y los problemas para que no se queden enquistados nos ayudará  a poner en marcha nuestros recursos. Si notamos que la comunicación no resulta fácil o se bloquea, buscar un espacio psicoterapéutico, comprensivo y cuidadoso, donde hablar de todo ello, nos resultará enriquecedor.

Pareja y Sexología. C/ Santa Engracia, 17 3º Despacho 9 –  28010-Madrid

91 593 91 86 parejaysexologia@gmail.com